Experiencias "Troteras"

París

¡Hola troteros! 🙂

¿Cómo estáis? 😀 Hoy os traigo un viaje que hice en febrero del año pasado con mi chico a París, “la ciudad del amor” 😛 Lo cierto es que lo hicimos en nuestro aniversario, así que fue muy romántico 🙂 , pero París merece la pena siempre, con pareja, sin pareja, en familia…¡es una ciudad taaaan bonita! 🙂

En las fechas en las que fuimos hacía mucho frío, pero nada que no se pueda arreglar con un café calentito, un gorro y unos guantes. Fuimos de miércoles a domingo (4 noches). ¿Preparados? ¡Vamos allá! 🙂

MIÉRCOLES

En esta ocasión volamos con Air France y he de decir que quedamos encantados. A pesar de que los vuelos fueron más caros que lo que os enseño habitualmente, nos dieron en ambos vuelos un tentempié, una bebida fría (agua, refresco, cerveza) y una bebida caliente (café o té). El vuelo salió de Bilbao a las 18:00 y llegamos al aeropuerto Charles De Gaulle a las 19:40. Los vuelos nos costaron 140€ ida y vuelta por persona. Llevábamos tiempo queriendo hacer este viaje y fue la única vez que los encontramos razonables de precio en las fechas que podíamos ir así que no lo pensamos 😉 . El aeropuerto Charles De Gaulle es enorme así que al llegar tuvimos que coger un autobús gratuito que cambiada de terminal para coger el RER (tren) al centro. Está muy bien indicado, no tiene pérdida.

En este viaje nos alojamos a las afueras. Estuvimos intentando encontrar algo céntrico pero los precios eran desorbitados así que como París es muy grande y sí o sí íbamos a usar el metro, decidimos alejarnos un poco y alojarnos en un hotel que tuviese una parada de metro cerquita para poder desplazarnos sin problema. Nos decantamos por el Hipotel Paris Belgrand Mairie du 20ème que tenía la boca de metro en la puerta (literalmente). La habitación era pequeñita pero muy muy confortable, bonita decorada (en grises y rojos) y muy acogedora. El desayuno costaba 7€, que nos pareció bastante caro, pero después de intentar desayunar por la zona el primer día (y dejarnos “un ojo de la cara”), decidimos que era la mejor opción desayunar en el hotel el resto. El desayuno tenía una cesta por persona con croissants, bollitos, pan, etc., un café con leche y té o cacao, pero había una mesita con más cosas que se podían coger. Pagamos 168€ por cuatro noches en habitación doble con baño privado. Si vuelvo repetiré 🙂

Ese día, a pesar de llegar de noche y bastante cansados no pudimos resistirnos a coger el metro y acercarnos a la Torre Eiffel para verla iluminada. Ya había estado antes en París (de pequeñita) y aluciné con todo, pero cuando la vi iluminada y con las luces parpadeando ¡me emocioné!

Os enseño algunas fotitos que sacamos esa noche:

IMG_20160210_225054
Torre Eiffel
IMG_20160213_212241
Torre Eiffel

JUEVES

Tras “maldesayunar” como os he comentado antes, nos dirigimos al barrio Latino para hacer un tour en español por la zona más turística. Lo hicimos con Sandemans y nos encantó. Duró unas 3 horitas y nos sirvió para situarnos por la ciudad y para aprender un montón de curiosidades sobre la historia de Francia. Empezó, como os digo, en el barrio Latino y continuó por el Puente de las Artes, Notre Dame, Île de la Cité, Louvre, etc. Se trata de tours guiados en los que al final, cada uno le da al guía el dinero que considera. Tuvimos mucha suerte con el tiempo porque hizo sol durante todo el tour. Cuando acabó ya era la hora de comer, así que tras reponer fuerzas y tomar un buen café calentito (que hacía fresqui…jaja) comenzamos nuestra visita por la Ópera y volvimos a la Île de la Cité y vimos con calma Notre Dame (fijándonos en las gárgolas y en cada detalle de la arquitectura) y la rodeamos por completo. Después, fuimos a la zona del Centre Pompidou (aunque no entramos) y nos topamos de pronto con la Fontaine Stravinsky. No sabíamos de su existencia y nos sorprendió mucho, es una fuente muy colorida con labios gigantes, notas musicales, etc. Después, dedicamos el resto de la tarde a pasear por las calles de esa zona. Por la noche, fuimos a cenar al barrio Latino que estaba muy animado, cenamos en una pizzería y encontramos una crepería para el postre donde hacía unos crepes ¡de rechupete y a muy buen precio! 🙂 No recuerdo el nombre (aún no sabía que haría un blog, ahora todas esas cosas las apunto) pero no tendréis problema en encontrar alguna por esa zona, está repleto.

A continuación, os muestro algunas fotitos de ese día:

DSC_0308
Ópera

Interior de la Ópera

DSC_0338
Interior de la Ópera
DSC_0356
Centre Pompidou
DSC_0361
Fontaine Stravinsky
DSC_0378
Río Sena
DSC_0382
Catedral Notre Dame
DSC_0398
Vistas desde el barrio Latino

VIERNES

El viernes amaneció lloviendo, pero lo teníamos todo muy bien atado (esperábamos lluvia) y teníamos planeada la visita al Palacio de Versalles, de tal manera que pudimos pasar la mañana bajo techo. Para ir a Versalles cogimos el RER (línea amarilla) y, aunque nos confundimos de tren y tuvimos que bajarnos (toda una aventura, jaja) el trayecto dura 30 minutos aproximadamente. Bajamos en la estación central de Versalles y fuimos andando hasta el Palacio. Cuando era pequeña y fui, recuerdo a la perfección todo lo que me gustó, así que esta vez no me lo podía perder. Una de las mejores cosas que nos pasaron en París fue descubrir que la mayoría de atracciones turísticas son gratuitas para jóvenes menores de 26 años residentes en la Unión Europea, por lo que no pagamos casi ninguna entrada y eso nos ahorró, además, tiempo en colas. Efectivamente, Versalles no nos defraudó y tuvimos mucha suerte porque la lluvia nos dio una tregua (lo justo) para recorrer los jardines que son una maravilla. Paseamos por ellos hasta la “Casa de la Reina”. El Palacio nos llevó toda la mañana y, después de comer en un Mcdonald en frente de la estación de tren, volvimos a París.

Por la tarde, fuimos al Musée du Louvre (también gratuito) y nos encantó la visita. La guía del tour del día anterior nos había recomendado ver varias obras y decidimos hacer ese recorrido aunque también le dedicamos mucho tiempo a la zona de Egipto. Es ENORME, tendré que volver para ver otra parte del museo 😉 . Esa noche, volvimos a repetir el plan del día anterior y volvimos al barrio Latino a cenar y a dar un paseíto.

Algunas fotos:

DSC_0400
Palacio de Versalles
DSC_0411
Interior del Palacio de Versalles
DSC_0412
Interior del Palacio de Versalles
DSC_0415
Interior del Palacio de Versalles
DSC_0432
Interior del Palacio de Versalles
DSC_0438
Jardines del Palacio de Versalles
DSC_0443
Jardines del Palacio de Versalles
DSC_0448
Jardines del Palacio de Versalles
DSC_0470
Musée du Louvre

SÁBADO

El sábado se lo dedicamos al maravilloso barrio de Montmartre (según volvimos de París vimos la película de Amèlie… 😛 ). Llegamos hasta allí en metro y subimos (formales, formales 😛 ) todas las escaleras hasta la impresionante Basílica de Sacré Coer. Éste es uno de los lugares que más me gustan de París, con su ambiente, su gente, las tiendas alternativas, los pintores…Comenzamos nuestra visita por la Basílica que es muy bonita y a la salida estuvimos un rato contemplando París desde las alturas, hay unas vistas muy chulas. Continuamos por el barrio hasta la Place du Tertre, también conocida como la plaza de los pintores, ya que hay muchísimos artistas pintando y mostrando sus obras ahí. Si queréis alguna lámina, éste es el lugar. Nosotros compramos dos, nos podíamos volver sin alguna de esas obras de arte 🙂 . Dedicamos el resto de la mañana a pasear por las callejuelitas de la zona alta y comimos por ahí en un pequeño restaurante. Jarreaba, pero el restaurante tenía una cristalera enorme y me pareció muy especial vivir en primera persona esta imagen tan típica que tenía en mi cabeza de París: ver llover mientras me tomaba un buen café en la “ciudad del amor” con mi chico al lado 🙂 .

Después de comer, nos acercamos a ver el Moulin Rouge, paseamos por esa zona y volvimos al centro, a la zona del Louvre. Dimos un gran paseo por el Jardin de Tuileries y por la tarde-noche, tocó, cómo no, la visita más esperada: la subida a la Torre Eiffel. Como era febrero anocheció bastante pronto y disfrutamos de la subida a la torre de noche, que tiene un encanto muy especial porque se ve todo iluminado. Estuvimos haciendo cola bastante tiempo para ser una fría tarde de invierno pero teníamos tanta ilusión por subir que no nos importó 🙂 . La primera vez que estuve no pudimos subir a la torre porque no teníamos tiempo, por eso, esta vez no me la podía perder y, ¡estaba eufórica! Una vez arriba (que hacía un frío increíble) sacamos unas cuántas fotos y disfrutamos de las vistas, fue una experiencia muy bonita, la próxima vez que vaya subiré de día y así podré tener las dos visiones.

Os dejo algunas fotos de ese día:

DSC_0517
Basílica de Sacré Coeur
DSC_0482
Vistas desde la Basílica de Sacré Coeur
DSC_0499
Escaleras de la Basílica de Sacré Coeur
DSC_0500
Place du Tertre
DSC_0515
Tienda de láminas
DSC_0516
Barrio de Montmartre
IMG_20160213_143439
Moulin Rouge
IMG_20160213_204215
Vistas desde la Torre Eiffel
IMG_20160213_205402
Vistas desde la Torre Eiffel

 

DOMINGO

El domingo, solo disponíamos de la mañana porque el vuelo salía por la tarde así que decidimos ir a la Capilla de Sainte Chapelle que nos había recomendado un amigo. De nuevo la entrada fue gratuita para nosotros. Está ubicada en la Île de la Cité y consta de la capilla baja y la capilla alta. Es pequeñita pero muy muy muy bonita, ¡nos encantó! Tiene muchísimo colorido y es muy especial y solo tardaron ¡7 años en construirla!  Después decidimos volver a la torre Eiffel para verla de día y sacarle unas cuantas fotos y tranquilamente nos dirigimos al Arco del Triunfo caminando. Subimos a la terraza superior que tiene unas bonitas vistas de la ciudad, desde ahí se aprecian muy bien las lineas rectas de los edificios y las calles que concluyen en el Arco. Para finalizar nuestro viaje, decidimos volver caminando por los Campos Elisios.

Volvimos a recoger nuestro equipaje al hotel y fuimos al aeropuerto. El vuelo salía a las 17:30 y llegamos a Bilbao a las 19:10 (con muy buen sabor de boca de un precioso viaje a la “ciudad del amor”).

Aquí tenéis algunas fotos:

DSC_0525
Capilla de Sainte Chapelle

Capilla de Sainte Chapelle

DSC_0557
Río Sena
DSC_0541
Torre Eiffel
DSC_0559
Torre Eiffel
DSC_0593
Arco del Triunfo
DSC_0610
Vistas desde el Arco del Triunfo

Vistas desde el Arco del Triunfo

DSC_0614
Campos Eliseos

Como veis el viaje fue muy bonito y con los días que fuimos recorrimos los puntos más importantes, aunque por muchas veces que vayas, siempre encontrarás sitios nuevos 🙂

RESUMEN:

  • VUELOS (Airfrance) Bilbao – París: Ida -> Miércoles 18:30-19:40 / Vuelta -> Domingo 17:30 – 19:10 / Precio: 140€ por persona ida y vuelta
  • HOTEL: Hipotel Paris Belgrand Mairie du 20ème -> Habitación doble con baño privado / Precio: 168€ en total por cuatro noches

Cualquier duda, sugerencia o curiosidad me podéis escribir un comentario o en el siguiente email: trotandoelmundoblog@gmail.com

Como sabéis yo casi siempre reservo los alojamientos con booking y me encanta, su atención al cliente es muy buena (hasta llamando de países extranjeros) y los precios buenísimos 🙂 Así que, ¡aquí os dejo un regalito! -> ¡15€ de descuento para vuestra próxima reserva! Entrado desde este enlace: https://www.booking.com/s/16d53221

¡Muchos besos mis troteros! 😀 😀

Anuncios

7 comentarios sobre “París

    1. Pues para la próxima tenéis que verlo! Yo lo tenía en la cabeza porque cuando fui de peque me impactó mucho (eso de ver todo amueblado siempre me ha encantado) y quería ver si el recuerdo que tenía se asemejaba a la realidad 😊 ¡y sí! 😍

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s