Sin categoría

Budapest

¡Hola troteros! 🙂

¿Qué tal estáis? 😉 Hoy os cuento mi escapada navideña a Budapest. Llevaba muchos años con ganas de conocer esta ciudad y cuando vi la oportunidad de pasar allí la Nochebuena y Navidad con mi familia, ¡no lo dudé ni un minuto! 😀 En esta ocasión viajamos desde Málaga ya que el resto de las vacaciones las pasamos allí, como todos los años. A Málaga fuimos con nuestro coche. Las fechas del viaje fueron del 24 al 27 de diciembre (de domingo a miércoles). Para este viaje no cambiamos dinero, pensamos que si necesitábamos lo cambiaríamos allí mismo. Al final no nos hizo falta porque en la mayoría de sitios aceptan tarjeta de crédito y muchos locales, incluso los mercados de Navidad, aceptan euros.

¡Vamos allá! 😀

DÍA 1: DOMINGO

Nuestro vuelo de Ryanair salía de Málaga a las 8:10 de la mañana y llegamos a Budapest a las 11:30. El precio fue de 166€ por persona ida y vuelta. El aeropuerto de Budapest nos pareció un poco locura ya que los vuelos (los de Ryanair al menos) llegan a una especie de explanada bastante alejada de la terminal y al bajar del avión tuvimos que andar un cacho muy grande, a la vuelta, nos tuvieron esperando mucho rato en una especie de pabellón, pero bueno, todo fue correcto. Para llegar al centro de la ciudad, cogimos justo a la salida del aeropuerto el autobús 200E, nos os preocupéis por los tickets, hay máquinas en la parada donde se pueden coger y se cancelan en el mismo autobús (el billete es el mismo para bus o metro y hay máquinas iguales distribuidas por la ciudad y por las paradas de metro, tened cuidado porque los revisores entran cada dos por tres a revisar si todo el mundo lleva billetes). Ese bus llega a la primera parada de la línea 3 (azul) Köbánya-Kispest y de ahí en metro se llega fácilmente al centro. Nosotros nos bajamos en la parada de Ópera que era la que más cerca nos dejaba del hostel. Nos alojamos en Opera Hostel Budapest y el precio fue de 99€ en total en régimen de habitación triple con baño privado. El hombre que estaba en la recepción fue muy agradable, nos dio información sobre la ciudad y nos dio a elegir entre dos habitaciones triples. Una de ellas (en la que nos terminamos alojando) era igual que la que habíamos visto en las fotos pero la otra era bastante más antigua, aunque fue todo un detalle darnos a elegir. El hostel tiene una cocina y una sala común. La habitación era amplia, con cuatro camas individuales y aunque los colchones eran un poco duros, los tres coincidimos en que ha sido uno de los viajes en los que mejor hemos dormido. La ubicación era más que excelente, a 5 minutos andando a la Basílica de San Esteban y al mercado de Navidad que ponen frente a ella, aquí. Aquí podéis ver algunas fotos:

Como viajamos en unas fechas en las que es fiesta en Budapest, algunos locales y lugares turísticos estaban cerrados. Sin embargo, a lo largo de los días conseguimos hacer todo lo que nos habíamos propuesto 🙂 Tras instalarnos, salimos a comer algo y justo al lado de la Basílica de San Esteban encontramos un restaurante abierto, un italiano que nos encantó y os recomiendo encarecidamente. El local es espectacular, con una atención impecable y muy buena calidad/precio. Budapest se caracteriza por ser una ciudad barata, y efectivamente así es, pero como eran unos días especiales queríamos encontrar un buen restaurante para cenar en Nochebuena (a la noche volvimos al mismo) y dimos en el clavo. Se llama Akademia Italia Budapest y se encuentra exactamente aquí.

IMG_20171224_203833
Restaurante Akademia Italia Budapest
IMG_20171224_203858
Restaurante Akademia Italia Budapest

Después de comer muy rico, empezamos nuestra visita por la Basílica de San Esteban, el edificio religioso más grande de Hungría. Piden 1€ de donación para entrar y la verdad es que merece la pena, es un edifico precioso. Además, en Navidad el ambiente de la zona es muy animado por el mercado que hay justo en la plaza donde se encuentra la basílica. Dando un paseo por el mercado nos acercamos al río y de pronto ante nuestros ojos apareció ¡el famoso Puente de la Cadenas, o Puente Széchenyi, con el castillo de Buda al fondo! Este puente es súper bonito, aunque yo creo que hay uno más bonito del que os hablaré más abajo 😛 Como no podía ser de otra manera, lo cruzamos y decidimos seguir nuestro paseo por la otra orilla del río hacia el Puente de Margarita, o Puente Margit Híd, que comunica Buda, Pest y la Isla Margarita. El trayecto es bastante largo, a ojo parece que se tarda menos 😉 Pero tuvimos la suerte de que fue anocheciendo y para cuando llegamos al puente y lo cruzamos, teníamos el cielo absolutamente rosa y naranja, con el Parlamento, el Puente de las Cadenas, Buda y Pest de fondo, ¡una imagen espectacular! 🙂 Juzgad vosotros mismos 😉 Por cierto, os aseguro que esta ciudad dobla o triplica su belleza por la noche.

DCIM100GOPRO
Basílica de San Esteban
DCIM100GOPRO
Mercado de Navidad de la Basilica de San Esteban
DCIM100GOPRO
Orillas del Danubio
DCIM100GOPRO
Puente de las Cadenas
DCIM100GOPRO
Puente de las Cadenas
DCIM100GOPRO
Vistas desde el Puente de las Cadenas
IMG_20171224_155645
Parlamento
DCIM100GOPRO
Vistas desde el Puente de Margarita
IMG_20171224_161816.jpg
Atardecer desde el Puente de Margarita

Después de ese espectáculo y de cruzar el puente fuimos acercándonos a la zona del restaurante que os he comentado antes para celebrar nuestra Nochebuena: Akademia Italia Budapest. La verdad es que las calles estaban prácticamente vacías, se veía a la gente saliendo de los portales con comida para irse a casa de sus familias 🙂 Como al mediodía, cenamos de maravilla y la atención fue estupenda. El restaurante estaba a tope de gente y eso nos gustó porque no queríamos un sitio donde estuviéramos solos en Nochebuena.

DÍA 2: LUNES

El segundo día del viaje, el día de Navidad, nos tocaba la visita a Buda. Después de desayunar en un Starbucks que nos pillaba de camino, fuimos andando hasta el funicular para subir a la zona de Buda. El Funicular se encuentra justo al lado del Puente de las Cadenas y los tickets ida y vuelta cuestan unos 4€ por persona. Hay otras maneras de subir a Buda: andando o en autobús (hay varios puestos y trabajadores ofreciendo los autobuses a la gente que hace cola para el funicular). La subida está chula porque se empiezan a apreciar las vistas que hay hacia Pest, los puentes, el Parlamento, etc. En primer lugar, visitamos los alrededores del castillo, decidimos no entrar pero sí que  paseamos por las murallas ya que el día era estupendo y las vistas increíbles.

DCIM100GOPRO
Castillo de Buda
DCIM100GOPRO
Vistas desde Buda
DCIM100GOPRO
Vistas desde Buda

Después, fuimos hacia la Iglesia de Matías y el Bastión de los Pescadores, ¡esta fue la zona que más me gustó de la ciudad! La Iglesia de Matías, con entrada gratuita, es espectacular, creo que una de las iglesias más bonitas que he visto nunca, ya por fuera me encantó, por su estructura y el colorido tejado. La placita donde se encuentra junto al Bastión de los Pescadores es una monada, además, había un ambiente muy bonito, música en directo y las vistas…¡os las podéis imaginar!  El Bastión de los Pescadores es un mirador cuya construcción finalizó en 1902, tras casi dos décadas de obras y tiene siete torres que conmemoran a las siete tribus fundadoras Hungría. Tras un ratito recorriéndolo tranquilamente, nos dio la hora de comer así que empezamos a buscar algún sitio chulo para hacer nuestra comida de Navidad. Finalmente, nos decidimos por el restaurante Ramazuri Bistronomy de comida húngara y acertamos de pleno, nos encantó. El local era ideal, nos atendieron genial y todo estaba riquísimo. La relación calidad/precio es muy buena también porque, además, queríamos, como la noche anterior, un sitio especial para celebrar el día de Navidad. Está aquí.

IMG_20171225_131019
Iglesia de Matías
IMG_20171225_131426
Bastión de los Pescadores
DCIM100GOPRO
Vistas desde el Bastión de los Pescadores

Dedicamos la tarde a dar un paseo y a investigar por las callejuelas del barrio de Buda. En esta parte, hay varios museos como el Museo de Telefonía y el Museo de Historia Militar. Un lugar muy interesante es la Puerta de Viena, la segunda gran puerta de la ciudad que se reconstruyó en 1936 para conmemorar el 250 aniversario de la liberación de Buda. Una placa en el interior de la puerta honra a los soldados de diversas nacionalidades que dieron su vida para liberar la ciudad del yugo otomano. Desde esta zona hay vistas hacia la Isla Margarita, uno de los lugares de relax de la ciudad. Esta isla debe su nombre a  Margarita de Hungría, la hija de Bela IV de Hungría. Tras la invasión mongola de 1241, el rey decidió ofrecer a su hija como monja, para rogarle a Dios que el reino no fuese atacado de nuevo y mandó a construir un convento dominico en la isla que anteriormente era la isla de los conejos (sí, debía haber muchos 😛 ).

Antes de bajar de Buda, pudimos ver el atardecer desde lo alto y cómo las luces de la ciudad se iban encendiendo. Cuando bajamos, decidimos pasar el resto de tarde callejeando por el centro, por los mercados de Navidad: el mercado de la Plaza de Vörösmarty y el mercado de la Basílica de San Esteban. Ese día sí que había ambiente por la ciudad, todo el mundo estaba en la calle. Cerca del mercado de la Plaza de Vörösmarty, está la calle comercial Váci Utca, una de las más importantes de la ciudad y cuya iluminación navideña era súper chula. En la Basílica de San Esteban hacen un espectáculo de luces que es ¡increíble! 🙂 Después de inundarnos de espíritu navideño 😉 nos fue entrando el hambre y cenamos una rica hamburguesa cerca del hostel, en La Pampa Steakhouse, que se encuentra aquí.

IMG_20171225_162420
Atardecer desde Buda
IMG_20171225_164505
Puente de las Cadenas y Castillo de Buda al fondo
IMG_20171225_165349
Mercado de Navidad de la Plaza Vörösmarty
IMG_20171225_175822
Calle Vaci Utca

Espectáculo de luces en el Mercado de la Basílica de San Esteban

DÍA 3: MARTES

Como ya habéis podido comprobar, en este viaje hemos comido muy muy bien y el desayuno no podía ser de otra manera, así que nos dirigimos a Akademia Italia Budapest a desayunar como los campeones: tostas con jamón, champis, huevo, queso… y cómo no, un buen capuccino 😉 Después de semejante manjar nos acercamos caminando hasta la Sinagoga Judía, dicen que es la segunda más grande del mundo. Ahí, se encuentra el Árbol de la Vida (que lo podéis ver desde la calle porque está en el exterior, aunque yo os recomiendo que la visitéis por dentro). El Árbol de la Vida es una escultura similar a un sauce llorón, construida en 1991, en el que cada hoja lleva escrita el nombre de un judío asesinado durante el Holocausto. La entrada cuesta unos 10€ por persona aproximadamente y se puede visitar la Sinagoga con visita guiada, el exterior (cementerio judío y Árbol de la Vida) y el museo. Hay varias visitas guiadas en distintos idiomas que comienzan dentro de la Sinagoga y todo lo que cuentan es muy interesante porque es una Sinagoga con características diferentes a otras. Tras la visita y todo lo que nos contaron salimos con un poco de mal cuerpo, pero yo creo que es importante visitar estos lugares para darnos cuenta de que ¡no puede volver a ocurrir algo así!

IMG_20171226_110813.jpg
Sinagoga Judía
DCIM100GOPRO
Sinagoga Judía
DCIM100GOPRO
Sinagoga Judía
DCIM100GOPRO
Árbol de la Vida

Teníamos previsto ir a un Ruin bar pero estaban cerrados (el 24, 25 y 26 es festivo en Hungría) así que nos quedamos sin poder visitar alguno por lo que dedicamos el resto de la mañana a pasear por el barrio judío tranquilamente. Nos acercamos a la Plaza de la Libertad, donde está el Monumento al Holocausto con el Arcángel Gabriel atacado por un águila imperial que representa el nazismo, que tanto revuelo ha originado en la ciudad: el monumento muestra una Hungría víctima del nazismo pero la realidad fue que el Gobierno húngaro y miles de ciudadanos colaboraron activamente en la deportación de unos 450.000 judíos húngaros a campos de exterminio. Justo a los pies de este monumento, los ciudadanos han levantado otro con fotografías, cartas, velas y flores para reivindicar su desacuerdo y mantener en el recuerdo a aquellos que murieron por los nazis.

IMG_20171225_111715
Quejas de los ciudadanos en contra del Monumento al Holocausto

En esta ocasión, comimos en los mercados de Navidad comida húngara, rica y barata, acompañada de vino caliente para entrar en calor. Comimos pronto porque por la tarde nos tocaba ir al Balneario Széchenyi y no queríamos ir muy tarde para aprovechar bien todas las piscinas. Además, nos habían recomendado ir por la tarde y ver el atardecer desde la piscina exterior (como ya imaginaréis, en Budapest para las 17:00 ya es de noche 😉 )

IMG_20171226_133419.jpg
Goulash

Con la tripa llena y las mochilas hechas, cogimos el metro para acercarnos al balneario. La línea M1 (amarilla) tiene una parada cerca de la puerta llamada Széchenyi fürdő. Había muchísima cola (aunque había 4 taquillas) pero iba bastante rápido (también se pueden coger por internet). La entrada sencilla cuesta unos 16,50€ y os recomiendo llevar toalla, chanclas y gorro de piscina si queréis nadar (solo es obligatorio en la piscina para nadar). Si no tenéis toallas o albornoz, se pueden alquilar ahí mismo (aunque la cola es bastante larga también) y hay una tienda donde venden bañadores, toallas y chanclas. Hay unos vestuarios individuales en la planta de arriba y otros comunes en la planta de abajo, separados por hombres y mujeres. En los vestuarios comunes hay taquillas gratuitas que se abren y cierran con la pulsera que os dan al entrar, también había guardarropas. En el balneario hay varias piscinas interiores (las recorrimos todas 😛 ) y exteriores. A mí las que más me gustaron fueron las exteriores porque eso de estar a 5º fuera pero sentirte taaan calentita dentro del agua es una gozada. Pasamos ahí prácticamente toda la tarde.

IMG_20171226_175716.jpg
Balneario Széchenyi

Cuando salimos parecía que estábamos en una nube y dimos un paseo por la zona porque habíamos leído que había una pista de patinaje en el lago del Castillo de Vajdahunyad. La pista de patinaje tenía una pinta estupenda y estaba repleta de gente, me gustó mucho el ambiente. El Castillo de Vajdahunyad es de cuento, precioso, sobre todo de noche iluminado. Se construyó en 1896, es una copia de un castillo en Transilvania (Rumanía) y alberga el Museo de Agricultura. Para terminar el viaje y a modo de despedida a lo grande, volvimos a cenar a nuestro restaurante favorito, os lo imagináis, ¿no? 😛  ¡Akademia Italia Budapest! 😀

IMG_20171226_181623
Castillo de Vajdahunyad
IMG_20171226_182539
Pista de patinaje

DÍA 4: MIÉRCOLES

El último día, volvimos a desayunar en Akademia Italia Budapest y empezamos nuestra visita por el Mercado Central. Es un mercado enorme con muchísimos puestos, tanto de comida como de ropa, telas y recuerdos. A la salida, vimos para mi gusto, el puente más bonito de Budapest: el Puente de la Libertad (Szabadság híd). Cruzando el puente, al otro lado del Danubio está otro de los famosos balnearios: el Balneario Gellért. El día era estupendo y como despedida, fuimos dando un paseo a orillas del río hasta el Parlamento, nuestra última parada antes de volver.

DCIM100GOPRO
Mercado Central
DCIM100GOPRO
Mercado Central
DCIM100GOPRO
Mercado Central
DCIM100GOPRO
Puente de la Libertad

De camino al Parlamento aprovechamos para ver varias esculturas famosas: El duende, El pintor y el famosísimo Monumento de los Zapatos. Este último fue creado por Gyula Pauer y Can Togay en el año 2005 y pretenden recordar a los judíos que en este punto eran disparados y arrojados al río, como si no hubiesen desaparecido y fuesen a salir del agua a recoger sus zapatos. A mí me puso los “pelos de punta”.

IMG_20171227_124326
El duende
IMG_20171227_124742
El pintor
IMG_20171227_130323.jpg
Monumento de los Zapatos

Como ya os he dicho, los días 24, 25 y 26 es festivo en la ciudad así que el Parlamento estaba cerrado. Aprovechando que nuestro vuelo salía por la tarde, pudimos visitar el Parlamento al mediodía. Cogí las entradas por internet en la web Jegymester y costaron unos 7€ para adulto y unos 6€ para estudiante. Todos los grupos de la mañana de la visita guiada en español estaban llenos así que lo tuve que coger a las 14:15. La visita es muy interesante y el interior del edificio espectacular, igual de espectacular que el exterior.

DCIM100GOPRO
Interior del Parlamento
DCIM100GOPRO
Interior del Parlamento
DCIM100GOPRO
Interior del Parlamento

Antes de ir a recoger las maletas al hostel, encontramos una panadería muy barata con porciones de pizzas y bocadillos y comimos algo (que ya eran casi las 15:30). Para volver al aeropuerto hicimos el mismo camino que a la ida. Nuestro vuelo salía a las 19:10 aunque finalmente terminamos saliendo sobre las 19:40. Llegamos a Málaga sobre las 23:00.

Como habéis visto, este viaje ha sido muy navideño y muy especial, ya que es la primera vez que pasamos estas fechas fuera. El primer día al llegar a la ciudad, la sensación fue un poco extraña porque muchos comercios estaban cerrados pero a lo largo del resto de días la ciudad nos fue acogiendo y pudimos disfrutar de todo el ambiente que esperábamos. ¡Nos ha gustado mucho! 🙂

RESUMEN:

  • VUELOS (Ryanair) Málaga – Budapest: Ida -> Domingo: 8:10-11:40 / Vuelta -> Miércoles: 19:10-22:40 / Precio: 166€ por persona ida y vuelta
  • HOTEL: Opera Hostel Budapest -> Habitación triple con baño privado / Precio: 99€ en total por tres noches

Si queréis reservar alojamiento con Booking ¡aquí os dejo un regalito! -> ¡10% de descuento para vuestra próxima reserva! Entrado desde este enlace: https://www.booking.com/s/34_6/46ca2bea

Si queréis reservar alojamiento con Airbnb, ¡aquí os dejo otro regalito! -> 25€ de descuento por registraros desde este enlace: https://www.airbnb.es/c/garazio29

Cualquier duda, sugerencia o curiosidad me podéis escribir un comentario o en el siguiente email: trotandoelmundoblog@gmail.com. También podéis contactar conmigo por mis redes sociales: Instagram y Facebook.

¡Un besote enorme mis troteros! 🙂

Anuncios

11 comentarios sobre “Budapest

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s