Sin categoría

Menorca

¡Hola troteros! 🙂

¿Qué tal? 🙂 Como se va acercando el verano, hoy os voy a hablar de un viaje que hice hace algunos años, en del 10 al 17 de julio de 2015 concretamente, y que es uno de los destinos más solicitados para los meses de calor: Menorca. Llevaba tiempo con ganas de contaros esta aventura pero me ha costado un poco recopilar la información ya que fue hace unos cuantos años y es complicado acordarse exactamente de la ruta, precios, etc., pero, ¡aquí me tenéis con todos los datos encontrados!

Fue un viaje precioso, le dedicamos una semana y para nosotros fue uno de los mejores viajes que hemos hecho hasta el momento, fue súper completo: playas y calas, naturaleza, ciudades, atardeceres… En esta ocasión viajamos en avión desde Bilbao con vuelo directo (que ponen solo en época veraniega) y fue comodísimo. Allí alquilamos un coche para poder movernos con comodidad durante todos los días de nuestras vacaciones.

¡Vamos allá! 🙂

DÍA 1:

Nuestro vuelo con Vueling salía a las 7:30 de la mañana de Bilbao y llegamos a Mahón a las 9:00. Como a la vuelta el vuelo salía al mediodía decidimos recoger el coche de alquiler a las 10:30 para compensar un poco el horario y poder dejarlo a esa misma hora (si lo recogíamos seguido nos cobraban un día más), así que al llegar nos fuimos a una cafetería a desayunar algo. Lo cierto es que los vuelos fueron bastante caros, a pesar de haberlos cogido en enero; pagamos 195€ por persona ida y vuelta. Alquilamos el coche con Thrifty mediante Rentalcars y aunque nos iban a dar un Ford Ka, nos terminaron dando un Fiat 500 rojo, ¡el coche de mis sueños! Ja, ja. Nos salió 144€ la semana (con el extra de ser menores de 25 años ya incluido) aunque al llegar allí optamos por el seguro a todo riesgo (no recuerdo el precio, sé que se nos disparó bastante pero nos sentíamos más seguros). Ya con nuestro coche nos fuimos directos a Ciutadella que era donde teníamos el hotel para toda la semana.

Nuestro hotel fue Hostal Residencia Menurka y nos encantó, muy buena relación calidad-precio. Está bien ubicado, cerca del centro de Ciutadella y del puerto y el precio fue buenísimo: 366€ por 7 noches en habitación doble con baño privado y desayuno. Lo reservamos como siempre con Booking. Los trabajadores eran, además, muy amables y el desayuno muy bueno. Nosotros estuvimos en una de las habitaciones más antiguas ya que eran las más económicas y solo pasábamos por el hotel para dormir pero la cama era enorme y muy cómoda. Tienen también habitaciones modernas y con balcón. Por cierto, era un detallazo por su parte porque todos los días nos dejaban gratuitamente una sombrilla para ir a la playa. No tengo fotos de la habitación, en aquel momento no estaba en mis previsiones hacer un blog de viajes y enseñaros estas cosas.

Tras instalarnos, decidimos pasar la tarde en una cala cercana ya que estábamos agotados del madrugón y del viaje. La elegida fue Cala Blanca. Es una cala muy mona, aunque estaba bastante llena de gente porque tiene varios hoteles alrededor. Nosotros íbamos bien surtidos de aletas, gafas y tubo así que también hicimos snorkel 🙂 . Esta playa tiene aparcamiento en las inmediaciones.

DSC_0173
Cala Blanca

De vuelta en Ciutadella, salimos a cenar por el puerto y a dar un paseo por la ciudad que, por cierto, es preciosa y está llena de ambiente. Quisimos alojarnos en Ciutadella porque por las noches, después de pasar todo el día de excursión fuera, nos apetecía estar en un sitio con gente y ambiente, donde poder pasear, ver las tienditas, etc.

DSC_0207
Ciutadella
DSC_0383
Ciutadella
DSC_0408
Ciutadella

DÍA 2:

Tras un buen desayuno y compras en el supermercado para hacer nuestro típico picnic en la playa 😉 , nos fuimos hacia el sur de la isla, a la Cala’n Bosc. Esta playa era un must en nuestro viaje porque mi chico había estado alojado en esta zona de pequeño y quería recordarla. Tiene también aparcamiento en las inmediaciones. Pasamos la mañana entre saltos, snorkel, sol y agua.

Después de comer, optamos por ir a otra cala que está muy cerquita y en la que también disfrutamos un montón: Cala Son Xoriguer. Es preciosa, tiene rocas en la arena y está rodeada de árboles. El parking es bastante grande y gratuito. Está es una de las playas con mayor oleaje de la isla y se pueden hacer muchas actividades acuáticas. Aquí pasamos la tarde disfrutando de las olitas y aunque no es una de las calas más tranquilas, nos relajamos mucho, tanto que hasta llegamos a dormirnos ja, ja.

DSC_0217
Cala Son Xoriguer

Por la noche, volvimos a Ciutadella a cenar al puerto. A lo largo de las vacaciones probamos varios de los restaurantes que hay y nos encantaron todos.

DÍA 3:

Este día nos tocaba una de las excursiones más esperadas: las calas Macarella y Macarelleta. Optamos por dedicarles un día entero para poder disfrutarlas bien, hacer snorkel y descansar. Estas dos calas están muy bien preparadas para acceder en coche,  hay dos parkings: uno gratuito a 15 minutos andando y otro de pago a 5 minutos andando. La primera cala que nos encontramos fue la Macarella, la más grande de las dos, pero nosotros decidimos ir a Macarelleta que para acceder a ella hay que hacer un sendero de unos 10 minutos que no tiene desperdicio, las vistas hacia las dos calas son preciosas. Os recomendamos llevar comida porque solo hay un chiringuito en la playa Macarella, en Macarelleta no hay ningún tipo de servicio. Es cierto que estaban a tope de gente y era difícil tener espacio suficiente para poner las toallas y la sombrilla pero finalmente lo conseguimos y estuvimos la mar de a gusto. Al final todos somos turistas ahí y todos hacemos bulto, con un poquito de respeto es posible que todos podamos disfrutar de la playa.

DSC_0359
Cala Macarella
DSC_0327
Cala Macarelleta

Pasamos el día aquí y justo cuando nos marchábamos, una relaciones públicas de la Cova d’en Xoroi nos ofreció apuntarnos en la lista para tener un descuento esa misma noche. Nuestra intención era volver tranquilamente a Ciutadella pero vistas las fotografías y referencias que teníamos del lugar, ¡no podíamos desperdiciar la oportunidad! 🙂 Así que volvimos al hotel a ponernos guapos 😛 y nos fuimos hacia la Cova. Se trata de un local (bar, discoteca, chill… ¡tiene de todo!) ubicado en las cuevas de un acantilado, un espectáculo que desde luego os recomiendo, sobre todo al atardecer.

Cova d’en Xoroi

DÍA 4:

Después del día anterior de relax en la playita, este día optamos por hacer más turismo y descubrir otros rincones del norte de la isla. Nuestra primera parada fue Monte Toro, la montaña más alta de Menorca. Se puede subir hasta la cima con el coche y hay una vistas increíbles donde también se puede visitar el Santuario de la Virgen de Monte Toro, patrona de la isla.

DSC_0236
Vistas desde el Monte Toro

Nuestra segunda parada fue el pueblo de pescadores de Fornells y no pudimos resistirnos a darnos un bañito en una de sus playas. Después, pusimos rumbo hacia el Cap de Cavalleria, un faro que se encuentra en el punto más al norte de la isla.

DSC_0284
Cap de Cavalleria
DSC_0300
Cuevas en el Cap de Cavalleria

Para finalizar el día, terminamos en la famosa Cala Galdana. Pasamos casi todo el tiempo haciendo snorkel porque había un montón de pececitos y plantas marinas en esa zona 🙂

Terminamos nuestro ajetreado día con una buena cena en uno de los restaurantes del puerto de Ciutadella y dando un buen paseo nocturno por la ciudad.

DÍA 5:

En nuestro quinto día en Menorca ya tocaba una visita a la capital así que pusimos rumbo a Mahón. Lo primero que hicimos fue un tour en barco para ver el puerto, las casas coloniales, los islotes militares que hay y, también, como el barco tenía visión submarina pudimos ver algunos peces y especies marinas. Nos gustó mucho la excursión, fue muy interesante. Nosotros no llevábamos reserva, fue al llegar allí cuando decidimos coger una de las excursiones. Pagamos unos 12€ por persona.

DSC_0415
Mahón
DSC_0422
Mahón
DSC_0429
Islote militar en Mahón

Después de la excursión en barco, dimos un paseo por la ciudad y sus callejuelas, por el casco antiguo y el puerto. Lo cierto es que comparada con Ciutadella nos gustó más Ciutadella.

Nuestra segunda parada ese día fue Punta Prima para darnos un bañito y refrescarnos un poco con el calor que hacía. Estuvimos en la playa un ratito de relax y pusimos rumbo hacia uno de los sitios más bonitos que hay en la isla: el pueblo de pescadores de Binibeca. Las casas blancas de este pequeño pueblo son una auténtica maravilla y las callejuelas y accesos también. Si vais por la zona no os va a defraudar, todo el mundo vuelve con ganas de tener una casita ahí 🙂

DÍA 6:

Nuestro penúltimo día lo dedicamos a descubrir más playas y calas. Esta vez empezamos el día en Son Saura. Tiene un gran parking y es bastante grande. Sin embargo, habíamos leído que hay una cala escondida que se encuentra andado unos 15 minutos por el sendero llamada Cala Es Talaier, así que con todos nuestros trastos allá que nos fuimos. La verdad es que esta pequeña cala tenía muy poquita gente y fue una maravilla. Estuvimos hasta después de comer ahí de lo bien que se estaba.

Por la tarde, ya que estaba cerquita fuimos a la Cala’n Turquet. Se trata de una cala virgen así que hay que dejar el coche en el parking y caminar unos 10 minutos hasta llegar a ella. A pesar de eso merece mucho la pena, es una maravilla.

Esa noche cambiamos un poco nuestra rutina de cenita y paseo por Ciutadella y nos fuimos al puerto de Cala’n Bosc a cenar que está lleno de restaurantes y muy buen ambiente.

*De este día no he podido recuperar las fotos, no llevamos la cámara. únicamente disfrutamos del lugar y de la paz de estar desconectados de todo.

DÍA 7:

Para nuestro último día, decidimos ir de nuevo hacia las playas del norte, concretamente a las playas de Algaiarens. Ahí pasamos tranquilamente el día disfrutando de los últimos rayos de sol balear 😉 .

DSC_0459
Algaiarens

Por la tarde noche, salimos a ver el atardecer en Ciutadella y a dar un último paseo por la ciudad, hacer algunas fotos y cenar en uno de los restaurantes del puerto.

DÍA 8:

Después de desayunar y recoger todas nuestras cosas pusimos rumbo al aeropuerto porque a las 10:30 teníamos que dejar el coche. Nuestro vuelo salía a las 14:10 y llegamos a Bilbao a las 15:40, ¡qué pena nos dio!

Como veis fue un viaje en el que hicimos un poco de todo pero sobre todo despejamos mucho la mente y descansamos. Nos prometimos volver, es una isla que te atrapa así que yo creo que no tardaremos mucho en aparecer de nuevo por allí 😀 .

RESUMEN:

  • VUELOS (Vueling) Bilbao – Menorca (Mahón): Ida -> 7:30-9:00 / Vuelta -> 14:10-15:40 / Precio: 195€ por persona ida y vuelta
  • HOTEL: Hostal Residencia Menurka -> Habitación doble con baño privado y desayuno / Precio: 366€ en total por siete noches
  • ALQUILER DE COCHE (Thrifty) -> Fiat 500 / Precio: 144€ + seguro a todo riesgo

Si queréis reservar alojamiento con Booking ¡aquí os dejo un regalito! -> ¡10% de descuento para vuestra próxima reserva! Entrado desde este enlace: https://www.booking.com/s/34_6/46ca2bea

Si queréis reservar alojamiento con Airbnb, ¡aquí os dejo otro regalito! -> 25€ de descuento por registraros desde este enlace: https://www.airbnb.es/c/garazio29

Cualquier duda, sugerencia o curiosidad me podéis escribir un comentario o en el siguiente email: trotandoelmundoblog@gmail.com. También podéis contactar conmigo por mis redes sociales: Instagram y Facebook.

¡Un besote enorme mis troteros! 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s